Indicadores Económicos:  UF $34027.44   Dólar $898.69   Euro $910.71   IPC $1.2   UTM $59595

Altruismo sin nombres ayuda a más de 800 personas en tiempos de pandemia

Altruismo sin nombres ayuda a más de 800 personas en tiempos de pandemia

Talca. – En tiempos de covid-19 la solidaridad se ha proliferado directamente proporcional al impacto socioeconómico que ha dejado esta pandemia en los sectores más vulnerables de la sociedad.

 Donativos, entrega de alimentos y confección de ollas comunes han sido el denominador común que ha sobresalido en el testimonio de agradecidos por no haber sido olvidados por este tipo de acciones.

Y es que detrás de este tipo de gestos, en muchas ocasiones hay héroes anónimos que -sin segundas intenciones-  se esfuerzan en multiplicar la esperanza mediante simples hechos.

Tal es el caso de un grupo reducido de jóvenes que, desde inicios de la pandemia y con esfuerzos propios, han entregado recursos y asistencias a los màs necesitados de comunas tan apartadas como las del litoral costero, impactando en el bienestar de unas 800 personas desde comenzaron a auxiliar en mayo del pasado año.

El último acto altruista de este reducido grupo de jóvenes fue durante la Navidad pasada, cuando procuraron que el Coronavirus no apagara la magia de niños de las localidades de Licantén, Duao e Iloca.

Durante de estas celebraciones este grupo de personas procuraron hacerles llegar a los más pequeños de casa en estas comunas dulces y pequeños presentes, recibiendo como recompensa el agradecimiento público por tan noble gesto que logró conquistar las sonrisas de cientos de niños en las comunas antes mencionadas.

Todo esto comenzó el pasado 21 de mayo, según cuenta Claudio Hernández, cuando surgió la idea de cooperar y ayudar a la comunidad de Licantén. Los primeros recursos llegaron mediante el apoyo de almacenes y comercios locales

“Con la colaboración de ellos pudimos dar un alivio en canasta familiares a cada uno de las vecinas y vecinos quienes nos recibieron con bastante alegría nuestra ayuda”, sostuvo Hernández.

Otro de los protagonistas de tales acciones fue el dirigente social Anibal Palma, quién definió esta experiencia como “un orgullo en lo personal dar un poco de alegría en estos momentos difíciles como es la pandemia del Covid-19 que ha destrozado la economía y a la sociedad en general a nivel nacional y mundial”.

En palabras de este dirigente social “he visto la realidad que algún día yo también pase en mi vida.  Se presentan muchos sentimientos en los momentos que  ayudas, es  algo muy reconfortante, emoción y algo más se forma en tu corazón y alma”.

Ratificó que su foco de atención ha sido entregar auxilio a aquellas familias de más bajos recursos, que perdieron su trabajo, o tenían problemas de salud, etc. Agradeció el apoyo de pequeños emprendedores y comerciantes que apoyaron mediante donativos con la logística para llevar adelante este tipo de acciones.

En tanto, Catalina Muñoz resaltò una de las actividades que han rotagonizado en este proyecto. Y es que “Blue ángel” les permitió la alegría de poder entregarle a los niños con bolsas de caramelos para que no corrieran peligros de salir a pedirlos la noche de Halloween.

“Una de las campañas más lindas y satisfactoria como persona fue poder recorrer toda la comuna de Licantén de la hiciera a Duao con el viejito pascuero y la repartición de caramelos y cerramos el año con el gran reconocimiento a los recolectores de basura de la comuna ya que ellos son la parte más importante en la higiene y más ahora con esta pandemia”, testimonió.

Compartir esta publicacion


error: