Indicadores Económicos:  UF $34027.44   Dólar $898.69   Euro $910.71   IPC $1.2   UTM $59595

Académico Propone Implementar Con Urgencia Una Política Pública De Alimentación y Nutrición

Académico Propone Implementar Con Urgencia Una Política Pública De Alimentación y Nutrición

A raíz del último estudio de Elige Vivir sano en el que se evidencia un alto consumo de bebidas azucaradas y dulces; René Sandoval, académico de la Escuela de Nutrición y Dietética UCM advierte es necesaria una intervención desde los establecimientos educativos.

23,4 litros de bebidas azucaradas, 17,5 kilos de pan y 5,1 kilos de dulces en promedio al mes es lo que, según el último estudio de Elige Vivir Sano, consume una familia de 3,3 miembros. Si bien las cifras no son una sorpresa, no dejan de ser preocupantes para los expertos, pues este patrón alimenticio va de la mano de diabetes, hipertensión y obesidad.

Esta tendencia en el consumo se ha incrementado en la última década y las campañas de promoción implementadas no han tenido impacto suficiente para modificar las conductas alimentarias de la población. A raíz de ello, René Sandoval, académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica del Maule (UCM), propone “una política pública generada por un comité de expertos y que incluya la participación de diferentes ministerios como Salud, Educación, Deporte, Desarrollo Social y Agricultura”.

Para Sandoval, esta política pública debe materializarse con una “intervención educativa en los colegios”. ¿Qué implicaría eso? El académico es enfático al decir que “debe incluir a un nutricionista escolar que sea el encargado de hacer una evaluación nutricional periódica a todo el establecimiento, pesquisar alteraciones, realizar consulta, control y seguimiento junto a las familias”.

“Realizar talleres a toda la comunidad escolar, una programación anual de actividades de promoción en salud por nivel y, por supuesto, realizar la supervisión del servicio de alimentación escolar que tienen todos los establecimientos públicos y evaluar a través de encuestas el grado de aceptación a las preparaciones”, son otras de las acciones que deberían implementar.

CAMBIO DE HÁBITOS

En esta Radiografía de la Alimentación como fue llamado el estudio de Elige Vivir Sano, también quedó en evidencia el bajo consumo de alimentos saludables. 4,2 kilos de verdura, 3 kilos de frutas y 212 gramos de legumbres como promedio mensual por persona.

Para Cecilia Olivari, académica de Psicología y experta en psicología de la salud, explica que “a las personas les falta conocimiento respecto a las consecuencias de sus hábitos. Cuando se hacen campañas se presentan las ventajas, lo cual es necesario, pero, por otra parte, se deben dar a conocer las consecuencias que trae este tipo de comportamiento a mediano y largo plazo”.

Olivari explica que “la persona lo ve alejando en el tiempo o desconoce esas consecuencias y ahí se cae en la percepción de invulnerabilidad a desarrollar un problema de salud. La persona se siente saludable hoy y ve que los problemas no llegarán de inmediato y por ello es tan necesaria la educación en la población”.

Por su parte, René Sandoval considera una buena estrategia “la subvención de alimentos” y pone como ejemplo la palta que actualmente cuesta entre 5 mil e, incluso, 6 mil pesos el kilo. “Si hay un programa de estabilización de precios de las bencinas, ¿por qué no subvencionar en este periodo un producto tan saludable como la palta a familias de los quintiles más bajos?” y agrega que “es muy relevante que participen en la redacción de la nueva constitución, profesionales de la salud, estudiantes, académicos para que se debatan estos temas junto a profesionales de la economía y se trabaje en conjunto para mejorar los indicadores en salud”, acotó el experto.

Compartir esta publicacion


error: